Comentario Cinematográfico: Zero Dark Thirty

Postage is one of our biggest expenses. Why not send a book of stamps or two to POB 40799 SF, CA 94140 next time you're at the post office? help out
[Spanish]
expand

Comentario Cinematográfico: Zero Dark Thirty

Esta película pretende hacer la crónica de la larga cacería contra Osama bin Laden después del ataque de septiembre 11 del 2001, hasta su muerte en mayo del 2011. Esta es una película hollywoodense y no podemos esperar que sea un documental preciso. Pero esto no importa en realidad puesto que la película representa lo que los americanos piensan cuando se imaginan el trabajo del CIA en el Medio Oriente. Lo que obtienen es una película de propaganda que glorifica la tortura a prisioneros por parte de los americanos y presenta a los pakistaníes como gente violenta y bien estúpida. Desde el principio hasta el final de la cinta no hay nada de valor, solamente hay propaganda dañina y mal intencionada. El mensaje principal que deben tomar los revolucionarios es acerca de la manera en que el gobierno recolecta información. Desde el monitoreo de teléfonos hasta redes de personas vigilando y siguiendo a individuos, el gobierno tiene técnicas sofisticadas y extensas a su disposición. Incluso los más cautos tendrán grandes dificultades evitando un mínimo de vigilancia estatal.

La historia se enfoca casi exclusivamente en la agente Maya de la CIA, quien dedicó su carrera a encontrar pistas acerca de la ubicación de Osama bin Laden. El comienzo de la película tiene abundantes imágenes gráficas de prisioneros que han sido torturados con el fin de obtener información. Se muestran las técnicas del submarino (waterboarding), golpizas, entallamiento y privación de comida y sueño. Aunque al principio la tortura le molesta a Maya, ella pronto se adapta y se une a las interrogaciones. La cinta es en favor de la tortura, aseverando que de cada prisionero torturado se obtiene información critica, per ignora el hecho de que muchos prisioneros detenidos en instituciones americanas después del 9/11 nunca recibieron cargos, no cometieron crímenes y no poseían información.

A lo largo de la película se socava constantemente la prohibición emitida por Barack Obama en el 2009 contra el uso de la tortura como método para extraer información. Irónicamente, en la película se observa como la CIA encontró a Osama bin Laden sin usar la tortura, luego de la prohibición. Pero nos deja entendiendo que hubiese sido mucho más simple si la CIA tuviese el camino libre con los prisioneros.

Aunque Zero Dark Thirty muestra a Obama como una persona pusilánime contra el terror y como un obstáculo al trabajo de la CIA, no debemos ser engañados y creer que el gobierno americano ha acabado el uso de la tortura.

chain