Solo Estoy Haciendo mi Trabajo, El Experimento de Prisión de Stanford

Graphic design skills? Help us with our new logo! help out
[Mental Health] [Spanish] [ULK Issue 36]
expand

Solo Estoy Haciendo mi Trabajo, El Experimento de Prisión de Stanford

Un artículo publicado recientemente desafia el concepto sicológico de "prejuicio de conformidad" que evolucionó del experimento de prisión realizado por Zimbardo y del experimento Maestro/Estudiante de Milgram.(1) El artículo establece conexiones a un trabajo reciente sobre la opresión llevada a cabo por los Nazis en la Alemania de Hitler, el cual concluye en general que la voluntad de las personas para lastimar u oprimir a otros en situaciones semejantes es "menos sobre gente que sigue ordenes a ciegas y más acerca de conseguir que las personas crean en al importancia de lo que están haciendo."

En el experimento de prisión de Stanford (1971) estudiantes fueron asignados papeles de guardias y prisioneros en un simulacro, pronto de que los dos grupos tomaron el comportamiento típico de su papel, con los guardias tratando a los prisioneros con tal severidad que el experimento se detuvo prematuramente. MIM(Prisiones) ha utilizado esto como ejemplo de que la opresión es sistemática y no podemos reparar las cosas simplemente con emplear los guardias adecuados, mas bien debemos cambiar el sistema. En ULK19, otro camarada se refirió al artículo en una discusión de como el comportamiento de la gente en prisión está condicionado.(2) La conclusión más determinista que la gente se lleva de esto es que la gente se comportará mal para conformarse a las expectativas. El experimento Milgram (1963) involucró a participantes que eran el "maestro," siendo fuertemente animado a que aplicara falsos choques eléctricos a "estudiantes" que contestaren preguntas incorrectamente. La conclusión aquí era que los humanos seguirán ordenes ciegamente en vez de pensar por si mismos si lo que están haciendo está bien.

"Esto pudo ser la defensa a la que se inclinaron cuando buscaban minimizar su culpabilidad" (31), pero la evidencia sugiere que funcionarios como Eichmann tenían un buen entendimiento de lo que estaban haciendo y tomaban orgullo en la energía y aplicación que ellos le traían a su trabajo.(1)

El análisis en este artículo reciente es mas apropiado para un análisis de clase social. Como los autores señalan, está bien establecido que los alemanes como Adolf Eichmann, entusiásticamente participaron en el régimen Nazi, y es la evaluación de MIM(Prisones) evaluación que existe una clase y perspectiva nacional que le permitió a los alemanes ver lo que estaban haciendo como bueno para ellos y su gente.

Mientras que nuestro análisis del experimento de prisión de Stanford se presta para promover la necesidad de cambio sistemático, esto no sucede con la sicología que surgió de él. El concepto "prejuicio de conformidad" respalda la teoría del gran líder, la teoría de la historia, en donde figuras como Hitler y Stalin eran todopoderosos y omniscientes y los millones de personas que los apoyaban eran robots sin mente. Esta teoría evidentemente disuade un análisis de condiciones y de las fuerzas sociales que interactúan y cambian esas condiciones. En contraste, observamos la teoría psicológica mas reciente en este artículo como afin hacia un análisis psicológico que incluye clase y nación.

Como la mayoría de nuestros lectores reconocerán rápidamente, guardias de prisión en la vida real frecuentemente hacen sus cosas con gran entusiasmo. Aquellos guardias que no creen que se necesita golpear a los prisioneros para crear orden n o los maltratan. Claramente los diferentes comportamientos son decisiones conscientes basadas en las creencias del individuo, como los autores de este artículo afirman. Existe un fuerte componente de clase y nación en el quien se manda a prisión y quien trabaja en prisiones. Esto ayuda a justificar la metodología más opresiva en la mente del personal de prisión. A pesar de ser superior a las conclusiones originales que se han hecho, este artículo reciente está limitado al dominio de la psicología misma y así falla en proveer una explicación al comportamiento de grupos de gente con una posición diferente en la sociedad.

No deberíamos limitar nuestro análisis a guardias de prisión y policías, los cuales son los ejemplos obvios del problema de la nación opresiva. Ward Churchill recordó el nombre de Eichmann en su infame pieza sobre el segundo ataque al World Trade Center para mencionar aquellos que trabajaron en las torres gemelas. Como aquellos americanos, Adolf Eichmann no era un asesino, sino un burócrata que estaba dispuesto a tomar decisiones que le costaron la muerte a millones de personas. Churchill escribió:

"Apelar a la 'ignorancia' — después de todo una palabra derivada de 'ignorar' — es menos que una excusa entre esta élite relativamente bien educada. Esto fue hasta el punto de que muchos de ellos, teniendo éxito en las actividades en que estaban implicados, no eran conscientes de los costos y consecuencias a los demás. Esto ocurrió por el negarse absolutamente a ver."(3)

Los autores de este artículo reciente recalcan que el llevar a cabo algo como lo que los Nazis hicieron en Alemania requiere creatividad apasionada para sobresalir y reclutar a otros que creían en lo que estaban haciendo. Es lo que llamamos el factor subjetivo en el cambio social. Alemania se enfrentaba a condiciones objetivas de aflicción económica debido a haber perdido sus colonias en la primera guerra mundial, pero tomo el desarrollo subjetivo del Socialismo Nacional para crear el movimiento que transformó la gran parte del mundo. Es por eso que nuestro camarada, quien escribió sobre psicología y condicionalmente, estaba en lo cierto al recalcar el conocimiento es necesario para contrarrestar la opresión institucional que los prisioneros enfrentan.(2) Transformando el factor subjetivo, la conciencia del ser humano, es mucho más complicada que una necesidad inherente para conformarse u obedecer ordenes. Periodos de gran cambio en la historia ayudan a demostrar el elemento dinámico de conciencia grupal el cual es mucho mas flexible de lo que la psicología determinista nos haría creer. Esto es el por que la psicología nunca podrá determinar verdaderamente el comportamiento humano. Es estudiando, clase, naciones, genero y otros intereses de grupo que podemos predecir y cambiar el curso de historia.

chain